Compartir

En el control vehicular, las irregularidades en el consumo de combustible son muy habituales. No tener una administración adecuada de las actividades de los vehículos genera pérdidas económicas y productivas. Identificar las señales que permitan prevenir a tiempo es de suma importancia para evitar más perjuicios.

Los principales puntos para detectar irregularidades son: 

  1. Nivel de combustible en el tanque
  2. Kilometrajes
  3. Cargas de combustible

Puedes monitorear estos detalles y más, con diversas soluciones que harán posible la tarea de impedir esa fuga de dinero y tiempo. Aquí te damos algunos puntos para calcularlo:

  1. Recorridos: Llevar un registro de kilometrajes de los autos en todo momento.

En la base de registros se debe tener de cada vehículo:

  • Fechas (obligatorio)
  • Kilometraje (obligatorio)
  • Horarios (deseable)
  • Dispositivos de telemetría (deseable)
  1. Consumo de combustible: Es importante descargar, depurar y actualizar las bases que dan los proveedores de monedero electrónico o base interna de cargas:
  • Litros, fechas, tipo y monto
  • Kilometrajes de carga
  1. Catálogos de referencia: Se necesitan guías e información adicional que se puede encontrar en internet o llegar a calcularla.
  • Consumo (L/km ajustado, ciudad, carretera y mixto) de referencia por marca, modelo, año y versión del vehículo.
  1. Indicadores: Es imposible tomar decisiones cuando no se tiene un tablero que nos señale lo que está incorrecto y un resumen adecuado, sin perder lo importante de vista:
  • Kilómetros recorridos
  • Litros consumidos
  • Gasto total
  • Rendimientos correctos, incorrectos y cuestionables
  1. Tecnología y sistemas: Al ser la gasolina el gasto más importante en un vehículo, después de adquisición, existen diversas herramientas en el mercado que permiten tener un control integral:
  • GPS/Telemetría 
  • Monederos electrónicos 
  • Plataformas de gestión vehicular 

Para poder controlar el gasto de combustible que hace un equipo y verificar si se produce esta anormalidad se necesitan datos precisos sobre el rendimiento de cada vehículo. De otra manera, será imposible comparar objetivamente la actuación de cada uno de los conductores, así como de cada unidad que compone la flota. Esta anomalía, aunque es compleja de detectar, puede predecirse y evitarse si se toman las medidas adecuadas con las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías.

Un seguimiento exhaustivo de cada activo, permite analizar su rendimiento para encontrar oportunidades en los hábitos de conducción de los choferes y maximizar el rendimiento del combustible, esto además de proporcionar ahorros inmediatos, reduce los costos de mantenimiento, evita robos, asegura la carga y eleva el nivel de satisfacción del cliente porque se cumple con los tiempos de entrega.

La única manera de ejecutar esto de forma escalable, es a través de herramientas de gestión vehicular como S·Fleet, que conectados a sistemas de telemetría y combustible, generan reportes detallados. Te ayudamos a identificar comportamientos extraños, en qué fecha ocurrieron y qué conductores son responsables de dichas prácticas, cruzando la información para la identificación de cada chófer y la telemetría reportada por dispositivo GPS.

¡No lo pienses más! Ponte en contacto con alguno de nuestros agentes y empieza a gozar de los beneficios de nuestra plataforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.